top of page
Buscar
  • Foto del escritorMDyC Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía

El MDyC exige a la Delegación del Gobierno que deje la pasividad en cuanto a la frontera


 

Desde el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) queremos exigir de manera firme y contundente a la Delegación del Gobierno de España en Ceuta a que espabile de una vez en cuanto al funcionamiento y fluidez de la frontera. 

 

Más allá de las sempiternas promesas acerca de la Aduana Comercial, que vergonzosamente aún no se sabe siquiera cuándo ni cómo comenzará a funcionar en nuestra ciudad, queremos hacernos eco de las denuncias de miles de ceutíes que cruzan la frontera enfrentándose a horas y horas de colas, tanto a pie como en vehículos. Algo que es más propio de una frontera tercermundista que de una del primer mundo. 

 

Nos parece inaceptable que la Delegación no actúe para buscar las maneras de agilizar y garantizar fluidez en el tránsito de personas y vehículos sabiendo que los perjudicados son los ceutíes que deben sufrir y soportar horasde cola tanto para ir como para volver a sus hogares. 

 

En caso de no estar capacitados para ello, lo mínimo que deberían hacer es pedir la interlocución del Ministerio de Exteriores con su homólogo para paliar esta situación mientras dure. 

 

Para el Movimiento el hecho de que una Delegación del Gobierno no se preocupe ni ocupe de algo tan importante en Ceuta como es la frontera, que los ciudadanos no sepamos absolutamente nada más allá de los anuncios de rigor cada equis tiempo, ni se atiendan las quejas de la población, es señal de que esta Delegación o no quiere (lo cual sería muy grave) o no puede hacer nada al respecto (lo cual es más grave aún).

 

Por ello desde el MDyC, exigimos a esta Delegación del Gobierno a dejar la pasividad, que actúe, que busque interlocutores para garantizar una frontera si quieren no tan inteligente, pero mucho más coherente, con la legítima petición de los ceutíes que no piden más que poder cruzar la frontera en un periodo de tiempo que no suponga la odisea que es ahora, en la que, en el mejor de los casos, hay que esperar tres horas para salir y otras tantas para volver, cuando, en la peor de las épocas del porteo, la duración del trayecto era apenas de una hora.

 

 

 

 

Ceuta, a 11 de marzo de 2023

7 visualizaciones

Комментарии


bottom of page